viernes, 11 de noviembre de 2011

Fueron felices y …

Casi todos los cuentos de princesas terminan así, deberían hacerles una revisión y contarles a las niñas que luego las perdices se acaban y hay que ir a cazarlas, desplumarlas y guisarlas, jejeje.

Pero bueno, no seré yo la que destroce la infancia de nadie.
Hace un par de meses hice unas invitaciones para unos novios que querían una boda muy romántica, muy tarta de fresa( palabras textuales de la novia).
Para ello eligieron una colección de papeles ideales para la temática.
Los sobres para las tarjetas también fueron especiales, los hice a mano con blondas de pastelería, adornados con una rosa de tul.
Aún me duelen los dedos de lo que me quemé con la silicona caliente…




Las tarjetas eran muy sencillas en la decoración.
 Glimmer, troquelador de bordes y un poco de tinta en el papel.

Los novios decidieron que no todas las tarjetas llevaran el mismo estampado, os enseño dos de ellas.


Deseo que su cuento de hadas dure para siempre!!

4 comentarios

Martao dijo...

Vaya trabajo más completo que has hecho. El resultado es espectacular, hasta los sobres son hechos a mano...
Me gustan mucho los colores que has combinado. Y son muy apropiados para una boda.
Te ha quedado todo genial.

Un saludo

MARTAO

Débora.- Monerías dijo...

Tus trabajos siempre son preciosos... Lástima que tengas el taller tan lejos u.U Que el otro día no me dejó el ordenador maldito comentarlo pero ¡Felicidades por la ubicación de tu Nuevo Taller!
Por ciertooooooo, pásate por mi blog que ¡estoy de sorteo! http://moneriasenfieltro.blogspot.com
A seguir creando...
Un beset

Mili_en_apuros dijo...

Ai siii...a veces los cuentos de hadas duran para siempre!

Hoy mis abuelos cumples 50 años de casados! Todavía se puede creer en el amor!

Un besito!

Maripidos. dijo...

Preciosas tarjetas, Manoli. Un trabajo estupendo!!!!!
Besitos